Más de mil personas participaron del encuentro de la corriente radical

Ernesto Sanz participó este mediodía de un multitudinario almuerzo de la Corriente Illia de la UCR en la ciudad de Villa Elisa. Más de 1.000 personas colmaron el salón de la Sociedad Rural sobre ruta 130, por lo que fue necesario armar mesas en el exterior del salón para dirigentes y militantes que llegaron de todos los departamentos de la provincia, lo que superó ampliamente las expectativas de los organizadores.

El exsenador y expresidente de la UCR Nacional, Ernesto Sanz, llegó minutos antes del mediodía para dar inicio a la asamblea donde tuvieron la palabra los principales referentes del espacio. Los diputados nacionales Marcelo Monfort y Jorge D´Agostino, los diputados provinciales Sergio Kneeteman, José Antonio Artusi, Maria Alejandra Viola, Gabriela Lena, Jorge Monge y el presidente del Comité Provincial, Fuad Sosa, fueron parte de los oradores. También hicieron uso de la palabra distintos dirigentes: el director de la Anses Paraná, Enrique Susevich, el actual titular de Vialidad Nacional en Entre Ríos, Julián Rubio, el ex intendente de Federal Juan Carlos Luchessi, el exconcejal de Villaguay Mariano Monfort, el director de Anses de Victoria Gastón Bagnac, el exconcejal de Panará y secretario del Bloque de Diputados Gustavo Curvale, el representante de la Juventud Radical Jonathan Fracalossi, el exconvencional Juan Carlos Arralde, el director de Radio y Televisión Argentina Gustavo Cusinato, y el director del Banco Nación, Atilio Benedetti.

Entre los participantes del acto se encontraban también intendentes, presidentes de Juntas de Gobierno y concejales.

Fiel a su estilo, Sanz brindó un encendido discurso colmado de mística y afirmaciones contundentes sobre el presente y el futuro del centenario partido, y del Frente Cambiemos. Destacó al radicalismo entrerriano como uno de los más entusiastas, y se refirió a la Convención Radical de Gualeguaychú de hace un año, como un momento visagra para terminar con el gobierno kirchnerista.

Populismo

“Venimos de un proceso de muchos años de una deformación de las democracias en el mundo, esa deformación se llama populismo”, definió Sanz al hacer uso de la palabra.

“La foto del fracaso de esos populismos que circula por el mundo se llama Venezuela. Hacia ahí nos querían llevar, donde hoy no hay alimentos en las góndolas, donde la economía está quebrada, la sociedad dividida y un país absolutamente empobrecido. Hacia allá nos llevan los populismos en materia económica”, afirmó ante el millar de radicales entrerrianos.

También, Sanz tuvo conceptos referidos a la Justicia durante el gobierno kirchnerista: “En la Argentina lo que sucedió fue la destrucción del sistema institucional en manos del populismo. La pusieron a Gils Carbó en la PGN para ordenarle a los fiscales que en vez de eliminar la corrupción, la encubrieran y taparan. Ese fue el esquema más perverso del populismo en la justicia”.  Además, sostuvo que el kirchnerismo “eliminó al Congreso como una herramienta extraordinaria de control”.

“En materia institucional el déficit más grande que nos dejaron fue la cooptación de la Justicia. Los bolsos, los dólares de hoy sólo se explican en la Argentina por una justicia que durante doce años miró para otro lado mientras nos estaban robando a todos”, sintetizó.

GUALEGUAYCHÚ:

Más adelante, Sanz hizo referencia a la Convención Nacional que se realizó en Gualeguaychú y afirmó: “Ese lugar pasó a ser parte de la historia de la Unión Cívica Radical, es un orgullo para todos los entrerrianos”.

Luego se preguntó: “¿Qué significó Gualeguaychú? Yo les agradezco que me identifiquen como quien lideró aquella convención, pero fue mucho más que eso. Mi homenaje a todos los que lo entendieron y lo bancaron. Fue la expresión que nace desde adentro y se transforma en un gran grito de resistencia. El partido se paró y dijo basta, acá estamos nosotros, otra vez como tantas veces”.

Con respecto a la situación actual del país, Sanz dijo que “estamos en un momento que algunos llaman de transición. Es un momento que sabíamos iba a pasar. Nadie puede hacerse el desentendido con lo que pasa hoy en la Argentina. Acá ha habido un cambio de modelo, ya no estamos en el mercadocentrismo de Menem ni en el estadocentrismo de Kicilof y Moreno. Ahora vamos por una autopista en el medio que es la autopista del desarrollo: mercado, Estado y sociedad civil juntos para ir por la autopista del desarrollo”.

En ese sentido, y continuando con un análisis del panorama político de la Argentina, consideró: “Los invito a que vean cuál es el cambio institucional en la Argentina. Pregúntenle a Bordet si está conforme conviviendo con el federalismo hoy en la Argentina. En los primeros tres meses de gobierno, sin preguntar ni extorsionar a nadie le devolvió a los gobiernos de las provincias el 15% de la coparticipación que había escamoteado Menem hace quince años y había sido mantenido por los Kirchner como una manera de extorsionar a gobernadores e intendentes. No extorsionamos con la plata de las provincias. Vamos a buscar las mayorías a partir del diálogo y el consenso”.

En el plano de la inserción internacional, definió: “Es el mundo que estaba olvidado de la Argentina que nos empieza a mirar. Y eso se traduce en progreso. Otra vez el ciudadano común está a la vanguardia, como el año pasado. Porque sabe que el rumbo es correcto, que hay una transición o un bache, pero saben que hay una luz al final del túnel y por eso sigue apostando. Hay que estar a la vanguardia y hay que asumir los costos de explicar la transición, sabiendo que de dónde venimos y hacia dónde vamos hay una diferencia enorme”.DSC_1833 (1) DSC_2041

>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *