El Xeneize perdía, pero el árbitro le inventó un penal, que Bou terminó errando, pero como Centurión se adelantó, se volvió a ejecutar y el concordiense pudo marcar el 2 a 2. Por esto, los jugadores de Olimpia se retiraron de la cancha

El amistoso que disputaron Boca y Olimpia, en Jujuy, tuvo un final polémico que concluyó en un escándalo. Tras marcar el penal que le dio el 2-2 al equipo de Guillermo, los paraguayos decidieron abandonar el campo de juego y no finalizaron el partido.

A los cinco minutos, Julián Benítez había abierto el marcador, pero Darío Benedetto sentenciaría el empate en la jugada siguiente. Más tarde, William Mendieta, con un bombazo de tiro libre, puso a Olimpia nuevamente en ventaja.

Sin embargo, la polémica se desató cuando el árbitro Fernando Espinoza cobró un penal dudoso sobre el desenlace. El arquero Víctor Centurión se lo atajó a Walter Bou, pero sancionó un adelantamiento y esto produjo la ira del Decano.

Al ejecutarlo nuevamente, el exGimnasia convirtió y los jugadores de Olimpia, en signo de protesta, abandonaron el campo y no dejaron que finalice el encuentro en los penales.

1111


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *