Un ex vice gobernador peronista e intendente de su pueblo denunció que Busti, Urribarri y Bordet son “3 eslabones de la cadena concordiense que ha destruido esta provincia haciendo que hoy gobernar sea solo pagar sueldos”.
 La frase no partió de algún militante de cambiemos, enfrentado al peronismo. Muy por el contrario, su autor es más peronista que la marcha de Hugo del Carril. Se trata del ex vicegobernador Domingo Daniel Rossi, intendente de Santa Elena, que anoche envió a los medios una carta, en la que vierte durísimas críticas a los principales referentes de su partido desde 1983 a la fecha.
Aquí, la carta de Rossi:
Muchos son los esfuerzos del actual gobernador y sus comunicadores, incluso algún sector de la prensa, para tratar de presentar a Bordet en sociedad como un moderado, e incluso darle una imagen de hombre austero, que nada tiene que ver con las payasadas y grandilocuencias de su antecesor, y colocarlo más cerca de la acartonada figura de Busti, ambos de buenos modales. Pero no son más que tres eslabones de la cadena concordiense que desde 1987 ha destruido esta provincia, haciendo que hoy gobernar sea solo pagar sueldos.

Esto lo advertí en 1991, cuando apoyé y me puse a trabajar para que Mario Moine sea gobernador de la provincia, hombre que pudo haber tenido aciertos y errores en su gestión pero que es un hombre de bien y HONESTO. En el año 1995, tras la interna que perdimos con Jaime Martínez Garbino, hizo que la historia se quebrara definitivamente, y personalmente pagué con casi 20 años de un pacto político judicial del que solo me redimió la confianza popular de mi pueblo y el concepto que tengo entre los dirigentes peronistas que saben que siempre fui leal, que no me escudé en fueros constitucionales y que peleé y lo sigo haciendo contra el “pacto político judicial” que iniciaron Busti, Carubia, Chiara Díaz, Carlin, allá cuando apoyé, quizás ingenuamente y con alegría como presidente del Senado, lo que debía ser una renovación de la justicia, la designación de estos jueces.

Bordet es la continuidad con buenos modales del Bustismo; el Bustismo de Urribarri fue más chabacano, más obsceno, desvergonzado, apoyado en el cinismo de un Ministro de incomunicación, que hoy y por varios años más tendrá que rendir cuentas para que se sepa cómo de ex vendedor de ollas pasó a ser un hombre “rico”.

Bordet solo echó a Righelato porque lo detuvieron, pero hacía días que se conocía la denuncia; lo mismo pasó con Erbes, pasa con Juan Pablo Aguilera, al que Bahl mantiene en el Senado, y con la estructura Urribarrista que sigue intacta.

Bordet, como intendente de concordia, fue responsable de la desaparición de la liga de intendentes, y en su ciudad le dieron el control integral del tránsito a una empresa de juego que casualmente es la que le dio el AUDI a Urribarri. No son meras coincidencia.

¿Qué cambió además de los modales desde el 10 de diciembre de 2015? Los ministros ultraurribarristas, pagando además la traición de Fuertes a Massa, y asegurándose el manejo de la policía, y las cajas como el IOSPER, IAFAS, IAPV, TUNEL, VIALIDAD, etc., a las que se sigue saqueando y despilfarrando, y tenemos una provincia que gasta el 92% en gastos corrientes, y pretende endeudarse cuando mes a mes es un martirio completar el cronograma de pagos.

Como lo dijo el filósofo peronista Luis Barrionuevo, y hoy me permito recordarlo, le aconsejo al gobernador humildemente que la única forma de salir de esta situación es que dejen por lo menos dos años de robar y ahí verán cómo se pone de pie esta bendita provincia.-

DOMINGO DANIEL ROSSI

EX VICE GDOR EX INTENDENTE DE SANTA ELENA

(El Entre Rios)
o_1476875462




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *