La Cámara Federal de Casación Penal firmó el fallo para que se retome la denuncia de supuesto encubrimiento del atentado a la AMIA con la firma del memorándum con Irán. Apartan a Rafecas.

La Cámara Federal de Casación ordenó investigar la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman contra la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y otros imputados por supuesto encubrimiento de acusados del atentado a la AMIA, a raíz de la firma del Memorándum de Entendimiento con Irán.

La decisión fue de la sala I del máximo tribunal penal del país que firmó el fallo que dispuso la reapertura de la denuncia, apartar del caso al juez federal Daniel Rafecas y enviar a sorteo para que se ocupe un nuevo magistrado. La información fue adelantada a la agencia Télam y medios porteños por fuentes judiciales, y fue publicada antes de la firma del fallo.
En tanto, en un comunicado de prensa difundido cerca de las 14 a través del Centro de Información Judicial (CIJ), la Sala I de Casación informó que sus integrantes estaban “abocados a que, en el día de la fecha, se dicte sentencia” en la causa.
Más tarde, los camaristas Ana María Figueroa, Mariano Borinsky y Gustavo Hornos tomaron de manera unánime la decisión que se había filtrado más temprano.
A las 16.30 el Centro de Información Judicial informó oficialmente que la Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal “hizo lugar al recurso de casación de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (D.A.I.A.), la tuvo por parte querellante, revocó la resolución de la Sala I de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal, dispuso que se sustancie la investigación y apartó a los jueces federales intervinientes por haberse expedido sobre el fondo del asunto y en garantía de imparcialidad”.
Según la opinión de los camaristas, los hechos denunciados no permiten descartar de plano la posible comisión de ilícitos, debiendo ponderarse elementos de prueba previamente para su desestimación. La hipótesis acusatoria de la D.A.I.A., que reprodujo la denuncia del fiscal de primera instancia que solicitó al juez federal oportunamente la apertura de la investigación, estaría relacionada con una maniobra dirigida a reanudar las relaciones comerciales con Irán, a cambio de la impunidad de los imputados iraníes en la causa que investiga el atentado a la Asociación Mutual Israelita Argentina (A.M.I.A.) del 18 de julio de 1994.
(UNO)




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *