Chocó con una columna, que evitó que cayera al arroyo. “Quisieron pasar un colectivo, se les reventó una cubierta y no pudieron dominar más el auto”, informó  el padre de uno de los ocupantes del rodado.

 En horas de la madrugada de este martes se produjo el vuelco de vehículo Chevrolet Aveo que circulaba de sur a norte por calle Rondeau antes del puente lindante al campo de golf del Club Atético Estudiantes (CAE).
En el rodado se trasladaban dos jóvenes, los cuales, milagrosamente por el estado en que quedó el rodado, resultaron ilesos.

El auto colisionó con una columna, que ayudó a que no cayera al arroyo, dado que quedó a la vera del mismo. Los chicos, ambos de 17 años, se encuentran en buen estado.

Uno de los jóvenes que iba en el rodado es hijo del reconocido locutor Alejandro Abero, quien indicó que “por suerte a los chicos no les pasó nada. Quedaron a menos de un metro de caer por la barranca”.

Respecto de cómo ocurrió el accidente, manifestaron “Quisieron pasar un colectivo, se les reventó una cubierta por un pozo y ahí no pudieron dominar más el auto. Si no hubiera sido por el palo de luz que chocaron se caían”.

“El auto no sirve más, pero eso no importa. Los chicos están bárbaros”, sostuvo para llevar tranquilidad.

(el once)

>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *