La Comisión Directiva Central de AGMER repudia la represión sufrida por los trabajadores estatales y docentes en el día de ayer en el Ministerio de Educación de la Nación a la vez que apoya los justos reclamos de éstos, vinculados a la defensa de los puestos de trabajo y la continuidad de los programas nacionales de formación.

Con el cierre de los postítulos virtuales el Ministro de Educación de la Nación no solo manifiesta la voluntad de vulnerar los acuerdos paritarios existentes sino que, además, pretende consolidar el camino del achique mediante un severo ajuste en educación. En ese contexto debe interpretarse también la pérdida de las fuentes laborales de los trabajadores en este Ministerio.

Con esto se consolida el regreso de las políticas neoliberales en educación ya confrontadas y resistidas desde las organizaciones. En este sentido la Conducción de AGMER rechaza el ejercicio de la violencia y de la intimidación como prácticas de resolver los conflictos y preocupa específicamente que el Palacio Pizzurno estuviera ocupado por fuerzas de seguridad en lugar de quienes deberían estar pensando las políticas educativas que garanticen más educación, más formación docente, más presupuesto educativo y más diálogo y consenso.

En este escenario acompañamos la marcha de hoy convocada en conjunto por CTERA, ATE, CTA de los Trabajadores  y distintas organizaciones sociales en el abrazo simbólico al Ministerio de Educación de la Nación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *