Unos 130 trabajadores habían sido suspendidos y tras medidas de fuerzas, lograron una especie de tregua de 20 días donde cobraron por 5 horas de trabajo. Cumplido el plazo, informaron, la empresa a cargo de las tareas dio la directiva de que se retome la obra.
Al hecho lo confirmo Pedro Díaz, el delegado de la obra y referente de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra). Según informó a diario UNO, la empresa José Cartellone SA llegó a un principio de acuerdo con Vialidad Nacional y entonces reanudaron la construcción de la autovía en el tramo que une Las Tunas con el acceso a Paraná.

Conflicto

Sobre principios de julio, el parate de las tareas y la suspensión de los obreros provocó medidas de protestas y un acampe de parte de los operarios que temían perder su fuente laboral. El miércoles 5 hubo un acuerdo entre la empresa y los obreros, lo que permitió un principio de solución. La firma se había comprometió a abonar una compensación durante los 20 días que iba a durar el cese de las tareas.
El viernes 21 se cumplió el plazo y hubo directivas de retomar el trabajo por lo que los trabajadores comenzaron a sacar nuevamente las máquinas a la ruta.
El 24 de julio iniciaron las tareas que cumplen este lunes una semana de trabajo ininterrumpido.
Como les abonan por quincena aún les restan el pago de los últimos cinco días, pero entienden que no habrá inconvenientes. “Se habla de que la obra está avanzada en un 65%, nos resta ese 35% para finalizar. Si bien es una obra que se estiró mucho, el 17 de mayo, desde Vialidad Nacional se dijo que estipulaban que se terminaría para octubre de 2019. Nosotros estamos en el tramo que tiene unos 67 kilómetros”, contó Díaz.

Reincorporación

Del total de trabajadores, unos 130 que fueron suspendidos, algunos renunciaron ante el parate y otros nuevos fueron incorporados por lo que la cantidad de operarios más o menos se mantiene. “Como gremio sabemos que en la construcción, todos los trabajos son temporarios y que no se cobra indemnización, sino fondo de desempleo y cuando una obra concluye se vuelve a buscar otra. Pero el inconveniente con la ruta 18 es que todavía quedaba trabajo por hacer, por lo menos por dos años”, dijo el delegado de Uocra.
Según explicó Díaz, el problema que hubo fue “técnico contable”. Al parecer, Vialidad le dio un proyecto original de trabajo sobre ese tramo a esta empresa, pero el organismo nacional planteó cambios a lo largo del tiempo y desde la firma sostuvieron que al 65% de la obra se les agotó el presupuesto. La empresa entonces, le pidió a Vialidad que firmara las modificaciones de la obra porque tenían que seguir avanzando, pero como inició hace muchos años y con otros gobiernos, había dudas y querían asegurarse de que Vialidad viera esas modificaciones y las aprobara.
“Lo que dicen en la empresa es que muchos de los varios ítems ya los aprobaron y pudieron seguir avanzando, aunque queden otros por definirse”, contó Díaz y mencionó, por ejemplo, expropiaciones que no se habían dado y que ahora se resolvieron. “Por ejemplo, ahora estamos trabajando sobre dos trazados en donde se resolvió la expropiación y entonces se avanzó. Esta obra va desde la ruta 14 hasta el empalme con el Acceso Norte de la ruta 12. Lo que nosotros estamos haciendo llega hasta Sauce Montrull y se corta ahí, porque aún resta definir si al empalme lo hacen por detrás de la localidad o con la rotonda. Yo no sé si eso ya está definido, pero provisoriamente la obra nuestra se corta en Montrull”, reafirmó.
La construcción de este tramo de la autovía estaba proyectado para resolverse en cinco años, pero ese es el tiempo que ya lleva. El período se dilató por distintos problemas como el parate, el clima y las condiciones de un terreno muy húmedo. Díaz agradeció a Trabajo , a quienes lograron sentar a los empresarios con Vialidad y a los dirigente de la Uocra por el apoyo recibido ante el conflicto.