Días pasados, dictaron la prisión preventiva para dos personas acusadas de graves delitos, pero para la fiscal que lleva adelante las causas, eran fundamentales las ruedas de personas, para que sean reconocidos y así sumar elementos contundentes para seguir avanzando en las mismas.

Finalmente, este viernes se supo que las ruedas de personas fueron positivas y ambos fueron reconocidos y esto complicó su situación.

Se trata de Rolando Miguel González de 76 años de edad, acusado de “tentativa de homicidio” quien es representado legalmente por el defensor particular, doctor José Pedro Peluffo; y de Santiago Bladimir Díaz de 19 años (representado por el doctor Nicolas Gazali) quien está imputado de atacar a golpes junto a un cómplice, a una mujer (trabajadora de una cooperativa social) en oportunidad de intentar asaltarla y como no tenía dinero ni elementos, desató la ira de estos sujetos que de manera salvaje y cobarde, le provocaron serias lesiones.

Los casos

Como se informara oportunamente en 03442, González protagonizó el incidente luego de una disputa entre vecinos, cuando dos personas de apellidos Albeira y Rojas se pelearon y este último ingresó a la casa de González, quien momentos más tarde salió vistiendo solo una bermuda y con un arma en la mano, comenzó a disparar con un arma de fuego de puño contra la gente que estaba en la vereda del frente, impactando uno de los disparos en la joven (JA), de 18 años, quien estaba con su hijo de 9 meses en brazos. La joven fue llevada al hospital donde fue intervenida quirúrgicamente y este lunes volvería a ser operada, quedando en grave estado con riesgo de vida, pero que afortunadamente se recuperó con el correr de los días.

Por esto el acusado quedó bajo prisión preventiva y dado su estado de salud, se le otorgó el beneficio de que esta sea domiciliaria.

 

Por otra parte, en el caso de Díaz, fue el ocurrido en la madrugada del 30 de enero, cuando la víctima de 38 años de edad iba caminando y fue sorprendida por dos individuos, uno de los cuales andaba en bicicleta oscura tipo playera, los que le exigieron la entrega de sus pertenencias mediante amenazas con un arma de fuego.

La víctima no tenía nada encima, por lo que cobardemente, estos individuos la tiraron al piso y empezaron a pegarle patadas y con la culata del revólver en la cabeza y tras propinarle una inexplicable golpiza, ambos emprendieron su fuga sin robar nada, siendo capturado Díaz en calles 11 del Norte y Hernández, por lo que en audiencia se dispuso la prisión preventiva tras audiencia en Garantías, ya que la fiscal intentará llevar el caso a juicio por la gravedad del suceso, lo que seguramente llegaría a una condena de cumplimiento efectivo.